jueves, 11 de diciembre de 2008

Navidad de neón

No hace falta que sea Navidad para que cada noche los neones de las calles de Kowloon muestren sus colores y formas diversas. En la oscuridad de la noche, tan sólo con las luces de los coches, farolas y el resplandor de los neones, sin duda, algunos de ellos mágicos.

Como claros ejemplos de neones tenemos en esta foto: joyería, restaurante y negocios varios. Cualquier tienda que se precie, tiene al menos un neón para que su negocio brille con luz propia cada noche.

Aunque a veces llega un punto donde hay tanto cartel concentrado y cruzados unos con otros, consiguiendo imágenes tan "impactantes" como estas siguientes.

Sin duda, puro colorido para las calles de Hong Kong. Es ese contraste entre las fachadas de los edificios algo sucias o enegrecidas con la polución y el brillo de los carteles, lo que hace de esta vista, una de las cosas que más llama la atención a cualquier turista que se precie visitar la ciudad.

Aunque siempre nos quedarán las típicas luces de estas fechas, queridas para muchos y para otros no tanto, diversidad de sentimientos y opiniones.

Lo bueno de estos neones que se disfrutan cada noche del año y no tenemos que esperar 1 año completo para ver como las calles adquieres otro brillo distinto al de la luz del sol.

2 comentarios:

Prognatisdijo...

Qué pasad, me ha recordado mucho a Shinjuku o Shibuya en Japón.

Qué pases buen fin de semana Javier!!!

Javier Sampedrodijo...

Ya veo que andabas el finde por BCN. Yo me he escapado hasta Taiwan. Más cositas en próximos posts :)

Publicar un comentario